Meditación Anapana

Meditación Anapana o consciencia de la respiración como se enseña en el monasterio Pa Auk Tawya
Es una de las meditaciones más recomendadas y es la que se practica principalmente en este monasterio para tranquilizar y enfocar nuestra mente.

Para comenzar a meditar, siéntese en un estado cómodo, es recomendable con las piernas cruzadas, pero si no puede, mientras este con la espalda recta y cómodo esta bien. 

Ponga su atención en el área debajo de la nariz y arriba del labio superior. Trate de estar consciente dе la respiración cuando entra y sale del cuerpo a través la nariz. No siga a la respiración adentro del cuerpo o fuera del esta área porque no podrá mejorar su concentración. Solamente sea consciente dе la respiración cuando entra y sale en esa área. No trate de controlar la respiración simplemente obsérvela tal cual es.


Al principio puede contar las respiraciones para ayudarlo a concentrarse: entra-sale 1, entra-sale 2, entra-sale 3, etc. Cuente al menos hasta 5 pero no mas de 10. Ponga toda su determinación que durante el conteo mantendrá la mente enfocada en la respiración. Si la mente divaga y se va a otra parte, simplemente regresela a la respiración amable y tranquilamente. No se enfoque en los números, ya que solo son una herramienta para ayudarlo a concentrarse. Una vez que pueda mantener su atención en cada respiración ininterrumpidamente durante media hora o más, deje de contar y mantenga su atención en el área descrita percibiendo cada respiración ininterrumpidamente por una hora o más.
Algunos consejos de mi maestro venerable Ukkumsa:

  • Uno sabe que esta practicando correctamente mientras sea consciente de la respiración al entrar y al salir, con eso es suficiente.
  • No es necesario hacer corajes cuando la mente se pierda solo regrésela a la respiración tranquilamente cuando se de cuenta que la mente se ha ido.
  • Cuando la mente este muy agitada, tome unas respiraciones profundas, relaje su cuerpo y utilice el conteo.
  • Si en la mente hay mala voluntad, odio, rencor o remordimiento hacia alguien o algo, enfóquese en mandar pensamientos positivos de amor, bondad y compasión hacia ese algo o alguien y la mente se calmará.
  • Si siente dolor o incomodidad puede cambiar su postura, pero siga manteniendo su atención en el área debajo de la nariz y arriba del labio superior. 
  • Si le da sueño: trate de no darle atención, si no funciona abra los ojos y cambie de postura, sino vaya al baño y remójese la cara, sino camine durante unos minutos, si aun se sigue adormilado vaya a dormir porque debe estar muy cansado.
  • La mente debe de ser como un vigilante de entrada: sabe perfectamente cuando alguien entra y cuando alguien sabe.
  • La mente puede poner la atención en cualquier parte, así que enfóquela al área descrita.

Por otro lado debemos recordar que es imposible eliminar todos los ruidos externos, ni en el monasterio, ni en los centros de meditación, mucho menos en las ciudades. Por lo tanto, la manera de lidiar con ellos es ignorarlos y enfocar completamente nuestra atención en el objeto de la meditación. Si nos sentimos molestos por el ruido es que no estamos bien enfocados.
Una de las ventajas de la meditación Anapana es que se puede realizar en cualquier momento y postura del cuerpo, con los ojos cerrados o abiertos; debido a que siempre estamos respirando solo es cuestión de llevar la atención al área mencionada y a cada respiración que entra y sale. Al hacer esto durante el día cuando no estamos ocupados ayuda a mantener nuestra mente tranquila en el Presente, alejándola de las preocupaciones y pensamientos malignos. Compruébenlo y en poco tiempo notaran los buenos resultados y los beneficios que esto trae a su vida.